Mi rostro

Lo que se esconde detrás de ese rostro nadie lo sabe. A lo mejor se ve una gran sonrisa radiante, una sonrisa la cual sus dientes parecen copos de nieve de lo blancos que son. Se ven también unas mejillas sonrosadas que podrían perfectamente ser las de Heidi, la protagonista de aquel famoso cuento suizo. Quizás se ven unos ojos brillantes, de esos que llaman la atención por la alegría y entusiasmo que transmiten. Aún así, sigue siendo una máscara, una máscara bonita, pero una máscara. Esos sentimientos oscuros como sombras ligeras recorren ese rostro, pero esa máscara no deja que estas emociones se retraten en éste. Ese rostro suele enseñar lo opuesto a los sentimientos detrás de él. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s